Ssa: hay dinero para afrontar la influenza A; en 2010, quién sabe

Al comparecer ante senadores, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, insistió en que se apruebe el paquete económico para 2010, pues "los recursos se agotan"Foto Luis Humberto González
Al comparecer ante senadores, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, insistió en que se apruebe el paquete económico para 2010, pues "los recursos se agotan"Foto Luis Humberto González

 

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Ángel Córdova Villalobos, sostuvo ayer en el Senado que estamos preparados para mitigar la tercera fase de influenza A/H1N1, la invernal. Este año tenemos recursos para comprar los 30 millones de vacunas que solicitamos; pero para hacerle frente a esa pandemia el año que entra, quién sabe, los recursos se agotan.

Al comparecer ante la Comisión de Salud del Senado, con motivo de la glosa del tercer Informe de gobierno, Córdova Villalobos dijo a los legisladores que se requieren recursos financieros suficientes y bien distribuidos para enfrentar los retos del sector salud: contener y mitigar las epidemias, las enfermedades crónicas y las del rezago, que ahora están siendo una carga financiera para el sistema de salud.

Para hacer frente a lo anterior, señaló, confío en el apoyo y comprensión de los legisladores. Lo podemos lograr con más recursos humanos, de reingeniería sanitaria, con más prevención y promoción, con programas dirigidos a la población vulnerable, con más recursos financieros y suficientes.

Sistema único de salud

Manifestó: tenemos el apoyo presidencial para avanzar en la integración y operación de un sistema único de salud, que reduzca gastos administrativos innecesarios, evite duplicidades y se obtenga una mayor participación de la sociedad, al recibir a los usuarios independientemente de su filiación política, condición laboral o socioeconómica, brindando servicios a todos por igual.

La estabilidad financiera, insistió, debe ser condición que garantice la sustentabilidad de los programas que atienden las demandas sociales.

Al detallar las acciones que se emprendieron para enfrentar la epidemia de influenza A/H1N1, el funcionario sostuvo: hemos logrado con éxito mitigar la primera y la segunda fases de la epidemia; estamos preparados para mitigar la tercera fase, la invernal, pero nuestro reto es lograr contener y mitigar la otras epidemias.

Explicó: hoy contamos con laboratorios para la detección del virus de la influenza en 28 estados, y resaltó que se han utilizado 5 mil millones de pesos para la atención de la influenza: la adquisición de la vacuna, 30 millones de dosis, y las pruebas para detectar el virus.

Al ser cuestionado por el senador perredista Rubén Velázquez sobre lo dicho por el presidente Felipe Calderón de que si no se aprueba 2 por ciento del impuesto al consumo no habrá recursos para comprar la vacuna contra la influenza, Córdova Villalobos sostuvo:

No he dicho eso. Tenemos los recursos para adquirir 30 millones de dosis de vacunas contra la influenza, que fue lo que solicitamos. De ese total, 23.5 millones de dosis ya tienen definidos los universos a cubrir. Pero los recursos se agotan, y usamos dinero del Fondo de Gastos Catastróficos; por eso la solicitud del presidente Calderón para que le aprueben el paquete económico es atinada.

Así, apremió a los senadores a que se establezca un fondo de salud para hacer frente a contingencias sanitarias. Dijo que aunque los recursos de salud se han incrementado de 2000 a 2009, son insuficientes.

Sobre el Seguro Popular, precisó que más de 97 por ciento de los asegurados no contribuyen con nada, sólo 3 por ciento pagan 350 pesos al año por familia, y está demostrado que este seguro ayuda a mitigar la pobreza.

Estamos en el estira y afloja con los laboratorios, afirma Córdova

El secretario admite que existe tendencia al incremento de casos

Angélica Enciso, Karina Avilés y Elizabeth Velasco

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Ángel Córdova Villalobos, sostuvo que ante el incremento de casos de influenza A/H1N1 el país está en etapa intermedia, con algunos días de 450 contagios, lo cual implica que cada estado hace el cierre focalizado de escuelas, así como la aplicación de medidas de distanciamiento.

En entrevista, precisó que la dependencia busca con los laboratorios que le sean entregadas 3 millones de dosis de vacunas para finales de octubre y otra cantidad similar para noviembre, con las cuales comenzaría la vacunación de personal médico, marinos y militares.

Posteriormente, hasta marzo, serían 5 millones cada mes y se aplicarán a grupos de alto riesgo: embarazadas, niños de seis a 24 meses, personas con obesidad y diabetes. En total serían 26 millones de dosis.

Dijo que el próximo jueves habrá sesión del Consejo Nacional de Vacunación, en el cual se realizan ajustes de las cifras de la dependencia y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía para definir las personas que recibirán las vacunas, las cuales hasta ahora se estiman en 23.8 millones.

Entrevistado al término de la inauguración de la segunda Semana Internacional de Innovación y Calidad en Salud en el Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México, afirmó que la distribución de vacunas a los estados será en función de los pacientes o las personas de alto riesgo que tengan, lo cual está correlacionado con la densidad de la población; es decir, quienes tendrán más vacunas serán el Distrito Federal y los estados de México y Veracruz.

Córdova Villalobos precisó que con los laboratorios estamos en el estira y afloja porque ellos tienen ya muchos compromisos. Entre 60 y 80 por ciento de las vacunas las han comprado los países desarrollados, y son los dueños de las plantas. Además son ellos quienes tienen un compromiso con la Organización Mundial de Salud de dar 10 por ciento de las vacunas que vayan produciendo.

Precisó que sí hay tendencia al incremento de casos, y por ello se reforzaron las medidas en estados como Baja California, Nuevo León, Tlaxcala, Oaxaca y Distrito Federal.

En tanto, el subsecretario de Prevención de la Ssa, Mauricio Hernández, dijo que la vacuna no se aplicará en los centros escolares, pese a que son cadenas de transmisión.

A la mayor parte de las personas que se contagian y desarrollan la enfermedad les va a ir muy bien: les da una gripe común y corriente, sin ningún problema (sic).

En entrevista, luego de su participación en la primera Reunión de la Coalición Mesoamericana por la Educación Integral en Sexualidad, sostuvo que no hay suficiente vacuna para aplicar a los escolares y a los maestros, además de que no se considera universalizarla en el país.

Pese al incremento de casos de influenza en comunidades escolares, el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, apuntó que no se advierte un cierre estatal o federal de los planteles, y bajo ninguna circunstancia está en riesgo el ciclo escolar.

Lo anterior, aunque el funcionario apuntó que hay 3 mil 500 planteles con niños afectados por la enfermedad, de los cuales 95 por ciento, añadió, se encuentran principalmente en Sinaloa, Baja California Sur y San Luis Potosí.

Al término de la firma del convenio de adhesión de entidades de la República al Sistema Nacional de Bachillerato, el funcionario insistió en que será cada entidad la que evaluará la necesidad de cerrar uno, dos o tres grupos o una escuela completa. El cierre de planteles, reiteró, será focalizado, territorializado y municipalizado.

 

FUENTE:  http://www.jornada.unam.mx

Escribir comentario

Comentarios: 0
centro tecnologico
centro tecnologico

recomendamos este

 

sitio para mis amigos

 

que gustan de la ciencia

 

y la tecnologia